En los últimos tiempos el nombre de Tesla ha dejado de estar asociado al genial inventor Nikola Tesla para que cada vez lo asociemos más a vehículos de cuatro ruedas y es que parece que Elon Musk, el CEO y fundador de Tesla Motors está consiguiendo lo que buscaba, que poco a poco todos terminemos poniendo el foco e interesándonos por los vehículos eléctricos.

La gran pregunta que todos nos hacemos es, ¿terminaremos todos usando vehículos eléctricos? y la pregunta tiene una difícil respuesta a pesar de que Elon Musk y otros líderes de la industria del vehículo eléctrico estén convencidos de ello. La respuesta es difícil porque no se trata solo de un avance tecnológico sino que se trata de una lucha de poder muy importante frente a la poderosa industria del petróleo.

¿Los fabricantes están a favor o en contra?

Este es otro punto difícil en el camino hacia los vehículos eléctricos, los fabricantes a priori no están a favor de cambiar la tecnología de combustión que están utilizando en sus vehículos ya que implicaría todo un cambio en su modelo productivo muy grande que implicaría mucho trabajo en investigación y desarrollo y que además conlleva grandes cambios para ellos, es por ello por lo que en principio los fabricantes no están a favor del vehículo eléctrico a pesar de que muchos de ellos están ya lanzando algunos modelos como un intento de validar posibles líneas de producción y de testear el mercado.

¿Quién es el principal opositor a esta tecnología?

La principal oposición viene por parte de la industria petrolera que ve amenazada su posición de liderazgo en el mundo del combustible. A pesar de que la industria petrolera tiene un recorrido enorme en cuanto a sus usos y aplicaciones, su principal motor de negocio es la transformación del petróleo en combustible y esto hace que actúen formando lobbys de presión para evitar que el vehículo eléctrico llegue lo antes posible.