En los últimos tiempos hemos pasado de no tener prácticamente opciones a la hora de consumir material audiovisual a través de Internet de forma completamente legal a tener muchas opciones que funcionan con modelos similares de suscripción y que nos permiten consumir todo lo que queramos.

Vamos a analizar las plataformas más populares para tratar de encontrar la mejor opción según nuestras necesidades.

Netflix, el rey de reyes

Netflix se ha convertido en el rey de reyes, es la plataforma de suscripción líder en todo el mundo y su expansión por todos los rincones del planeta tierra hace posible que muchísimos usuarios en diferentes países del mundo disfruten de esta plataforma.

Su fuerte apuesta por la producción propia ha generado un interesante ecosistema de series que se emiten en Netflix que tiene muchísima calidad y que resultan muy entretenidas para los usuarios a tenor de los buenos resultados de audiencia que están teniendo.

Se ha ganado a pulso su título como Rey de Reyes ya que apostar por ofrecer un buen servicio a un precio relativamente económico apostando a la vez por ofrecer contenido propio de mucha calidad es sin duda saber lo que quiere el usuario.

Amazon, tratando de seguir la estela de Netflix

Amazon va a la caza de Netflix, su estrategia de precios agresiva basada en la gran capacidad comercial que tiene Amazon y su intento por imitar el modelo de Netflix en cuanto a la producción de series de calidad propia nos indican claramente que tienen su objetivo puesto en los usuarios de Netflix, veremos si son capaces de destronar al Rey.

HBO, comenzando el desembarco

La gran cadena estadounidense se ha lanzado de lleno a competir en el duro mundo de las plataforma de streaming online, pero lo cierto es que tienen algo muy valioso que las demás están tratando de construir y es que HBO es la cadena dueña de algunas de las series que más éxito tienen a nivel internacional y saben que esto arrastrará a sus usuarios hacia su plataforma, por solo nombrar una de ellas, no diremos más que Juego de Tronos.